Si amanece y ves que estoy durmiendo... despiértame.

Eres un ganador, no porque no hayas perdido nunca sino porque nunca das nada por perdido. Regalo de Cherokee

martes, 18 de marzo de 2008

Envidiar es insultarse a sí mismo.

Cuando no eres capaz de alabar lo que te gusta de los demás es el miedo a ser inferior el que te lo impide. Tal es tu inseguridad que cierras los ojos ante cualquier éxito ajeno para no sentirte menospreciado a ti mismo. Te duele no ser lo que supones. Entonces te inventas lo que supones.

Ya sé que nunca somos los mejores ni los peores, pero es tal el miedo a bajar de escalafón que aunque sin escalones nos vemos siempre en lo alto. O queremos vernos. O hacemos lo que sea por vernos allí aunque no estemos.

Siempre hay un primero que es transitorio y un último que también lo es. Pero nunca el Primero ni el Último absolutos, el término medio es nuestra condición.

En fin, al teorizar poca diferencia hallamos entra la teoría y la práctica, pero en la práctica, demasiada es la diferencia.

Graffiti: Darco TT