Si amanece y ves que estoy durmiendo... despiértame.

Eres un ganador, no porque no hayas perdido nunca sino porque nunca das nada por perdido. Regalo de Cherokee

martes, 8 de octubre de 2013

Adicción al Phone-Nomofobia

De Charlene deGuzman 

Nomofobia es el nombre de un síndrome que afecta a las personas que no logran permanecer alejadas de sus teléfonos celulares.

El nombre de la fobia (nomo) fue creado por investigadores británicos y es la abreviatura de no mobile, que significa "sin mobil".
Evidentemente se trata de un neologismo.

El teléfono móvil es un instrumento tecnológico relativamente nuevo, versátil y accesible, muy atractivo, especialmente para jóvenes, cuyo uso conlleva riesgo de abuso y comportamiento adictivo.

En los últimos años ha aumentando el interés por este problema, especialmente por la implicación de población cada vez más joven.

El objetivo del presente trabajo es revisar el estado actual del conocimiento sobre la adicción/ abuso del móvil. Para ello, se efectuó una búsqueda en bases de datos internacionales, utilizando los descriptores “mobile phone”, “cellular telephones”, “addiction” y “abuse”, focalizándose en estudios de prevalencia, pruebas diagnósticas, asociaciones con variables psicológicas y diferencias de género.

Se observa una indefinición conceptual sobre los conceptos de abuso y adicción al móvil, gran disparidad en la adopción de criterios diagnósticos y multiplicidad de instrumentos para su estimación. Consecuentemente, la prevalencia estimada oscila entre 0-38%, en función de la escala y características de la población estudiada. La autoatribución de adicción al móvil supera la estimación que alcanzan los mismos estudios. El rasgo de personalidad más consistentemente asociado a adicción es la baja autoestima, aunque la extraversión se relaciona con uso más intenso. 

El síntoma psicopatológico más comúnmente asociado fue la depresión. En definitiva, se evidencia que existe una problemática relacionada con el uso del teléfono móvil, pero la ausencia de criterios diagnósticos y la precaria calidad de los estudios dificultan la definición del problema.

Es necesario delimitar y unificar criterios que permitan realizar estudios comparables y de calidad.

Fuente: Mobile phone abuse or addiction. A review of the literature


Yo diría que ya pasó los límites de la juventud y se ha extendido a la mayoría de adultos. No deja de ser una adicción más, que en este caso como nueva tecnología ha ido reemplazando a otras que han perdido fuerza y actualidad.

Todo empieza con el acostumbramiento a algo que termina por ir ocupando grandes espacios en nuestra vida mediante actividades específicas y ritualistas, gestos, actos compulsivos que poco a poco terminan apropiándose da la voluntad y de la libertad de elección.

 ¿Qué es lo que puede originar o lo está haciendo esta nueva adicción? Los estudios realizados hasta ahora, son pobres, se basan en principios generales muy por encima y deficientes. Muy a la ligera y acomodándose a la simpleza que ha caracterizado siempre este tipo de manifestación.

En principio, se pueden observar pautas generales que caracterizan a las drogas, pudiéndosela incluir entre ellas. Lo que varían, evidentemente son los efectos que provocan en el organismo. Que por supuesto deja como todas un margen muy amplio de imperfecciones de diagnóstico.