Si amanece y ves que estoy durmiendo... despiértame.

Eres un ganador, no porque no hayas perdido nunca sino porque nunca das nada por perdido. Regalo de Cherokee

jueves, 31 de octubre de 2013

Halloween no es un rito satánico como lo presentan algunas publicaciones


La celebración proviene de los celtas, mantenida y guida por los druidas, sacerdotes que tenían una conexión especial con la naturaleza, una sabiduría diferente que los hacía sobresalir entre cualquier multitud.

No son tantos los ritos que se realizan en determinados momentos como la importancia de celebrar éstos en el día a día: el momento de encender el fuego en la chimenea, el cuidado de las plantas y el jardín, las reverencias hacia el sol tanto en el amanecer como en el atardecer, etc.

Son sentimientos que están ligados a la admiración, la devoción, la gratitud.

Los momentos más importantes del año para los druidas son aquellos que están relacionados con los cambios de estación ya que todo se manifiesta en la naturaleza.

Por eso se celebran: Samhain (31 de octubre), Solsticio de Invierno; Imbolc (2 de febrero), Equinoccio de Primavera; Beltane (1 de mayo), Solsticio de Verano; Lammas (1 de agosto) y el Equinoccio de Otoño.

El halloween representa entonces el solsticio de invierno, donde los días son cortos, los bosques sombríos, donde todo después del verano decrece e inverna. Figuras mortecinas, fantasmas de los bosques en niebla.

El 1º de noviembre celebraban la fiesta de Samhain, en la que se conmemoraba el comienzo del nuevo año después del verano, las fiestas duraban 3 días y comenzaban el 31 de octubre en cuya noche Hallowe'en ("All hallow's eve" , palabras del inglés antiguo que significan "víspera de todos los santos"), antes de comenzar el nuevo año tenía lugar la conjunción entre el mundo de los vivos y el de los muertos. El día 1º de noviembre estaba dedicado a los héroes y el 2º a los muertos, con grandes manifestaciones rituales.

Con el fin de asimilar esta costumbre tan arraigada, la Iglesia católica en el año 835 trasladó la festividad de Todos los Santos que se celebraba en mayo al 1 de noviembre y el Día de Difuntos más tarde en el 988 se instauró en el 2 de noviembre, buscando un sincretismo entre la tradición pagana y el cristianismo.

Luego esta tradición perduró sobre todo en Irlanda, donde se hizo por costumbre ”La noche de los muertos“ .

Y fueron ellos los que impusieron que en la noche de Halloween bajaban a la tierra toda clase de entes, tanto buenos como malos y uno en particular, realmente malo, iba casa por casa diciendo "truco o trato".

Se decía que lo mejor era hacer trato ya que si no, utilizaría sus poderes para generar algún tipo de truco y maldecir aquella casa.

Ésta se extendió por América del Norte (Canadá y EE.UU) y fue propagada a todo el mundo a través de Hollywood.