Si amanece y ves que estoy durmiendo... despiértame.

Eres un ganador, no porque no hayas perdido nunca sino porque nunca das nada por perdido. Regalo de Cherokee

jueves, 10 de abril de 2008

Silicio

-Punto 1.- Caracteristicas
-Punto 2.- Aplicaciones generales
-Punto 3.- Silicio orgánico. Uso en la medicina.


Punto 1:

Es un elemento semimetálico, el segundo elemento más común en la Tierra después del oxígeno. Su número atómico es 14 y pertenece al grupo 14 (o IVA) de la tabla periódica. Fue aislado por primera vez de sus compuestos en 1823 por el químico sueco Jöns Jakob barón de Berzelius.
Propiedades y estado natural

Se prepara en forma de polvo amorfo amarillo pardo o de cristales negros-grisáceos. Se obtiene calentando sílice, o dióxido de silicio (SiO2), con un agente reductor, como carbono o magnesio, en un horno eléctrico. El silicio cristalino tiene una dureza de 7, suficiente para rayar al vidrio, de dureza de 5 a 7. El silicio tiene un punto de fusión de 1.410 °C, un punto de ebullición de 2.355 °C y una densidad relativa de 2,33. Su masa atómica es 28,086.

El silicio se disuelve en ácido fluorhídrico formando el gas tetrafluoruro de silicio, SiF4 (véase Flúor), y es atacado por los ácidos nítrico, clorhídrico y sulfúrico, aunque el dióxido de silicio formado inhibe la reacción. También se disuelve en hidróxido de sodio, formando silicato de sodio y gas hidrógeno. A temperaturas ordinarias el silicio es insensible al aire, pero a temperaturas elevadas reacciona con el oxígeno formando una capa de sílice que ya no reacciona más. A altas temperaturas reacciona también con nitrógeno y cloro formando nitruro de silicio y cloruro de silicio respectivamente.

Constituye un 28% de la corteza terrestre. No existe en estado libre elemental, sino que se encuentra en forma de dióxido de silicio y de silicatos complejos. Los minerales que contienen silicio constituyen cerca del 40% de todos los minerales comunes, incluyendo más del 90% de los minerales que forman rocas volcánicas. El mineral cuarzo, las variedades del cuarzo (cornalina, crisoprasa, ónice, pedernal, y jaspe) y los minerales cristobalita y tridimita son las formas cristalinas del silicio existentes en la naturaleza. El dióxido de silicio es el componente principal de la arena. Los silicatos (en concreto los de aluminio, calcio y magnesio) son los componentes principales de las arcillas, el suelo y las rocas, en forma de feldespatos, anfiboles, piroxenos, micas y ceolitas, y de piedras semipreciosas como el olivino, granate, zircón, topacio y turmalina. El ópalo, el cristal de roca,la amatista, el ágata


Punto 2: Aplicaciones

Se utiliza en la industria del acero como componente de las aleaciones de silicio-acero. Para fabricar el acero, se desoxida el acero fundido añadiéndole pequeñas cantidades de silicio; el acero común contiene menos de un 0,03% de silicio. El acero de silicio, que contiene de 2,5 a 4% de silicio, se usa para fabricar los núcleos de los tranformadores eléctricos, pues la aleación presenta baja histéresis (véase Magnetismo). Existe una aleación de acero, el durirón, que contiene un 15% de silicio y es dura, frágil y resistente a la corrosión; el durirón se usa en los equipos industriales que están en contacto con productos químicos corrosivos. El silicio se utiliza también en las aleaciones de cobre, bronce y latón.

El silicio es un semiconductor; su resistividad a la corriente eléctrica a temperatura ambiente varía entre la de los metales y la de los aislantes. La conductividad del silicio puede controlarse añadiendo pequeñas cantidades de impurezas llamadas dopantes. La capacidad de controlar las propiedades eléctricas del silicio y su abundancia en la naturaleza han posibilitado el desarrollo y aplicación de los transistores y circuitos integrados que se utilizan en la industria electrónica.

La sílice y los silicatos se utilizan en la fabricación de vidrio, barnices, esmaltes, cemento y porcelana, y tienen importantes aplicaciones individuales. La sílice fundida, que es un vidrio que se obtiene fundiendo cuarzo o hidrolizando tetracloruro de silicio, se caracteriza por un bajo coeficiente de expansión y una alta resistencia a la mayoría de los productos químicos. El gel de sílice es una sustancia incolora, porosa y amorfa; se prepara eliminando parte del agua de un precipitado gelatinoso de ácido silícico, SiO2•H2O, el cual se obtiene añadiendo ácido clorhídrico a una disolución de silicato de sodio. El gel de sílice absorbe agua y otras sustancias y se usa como agente desecante y decolorante.

El silicato de sodio (Na2SiO3), también llamado vidrio, es un silicato sintético importante, sólido amorfo, incoloro y soluble en agua, que funde a 1.088 °C. Se obtiene haciendo reaccionar sílice (arena) y carbonato de sodio a alta temperatura, o calentando arena con hidróxido de sodio concentrado a alta presión. La disolución acuosa de silicato de sodio se utiliza para conservar huevos; como sustituto de la cola o pegamento para hacer cajas y otros contenedores; para unir gemas artificiales; como agente incombustible, y como relleno y adherente en jabones y limpiadores.

Otro compuesto de silicio importante es el carborundo, un compuesto de silicio y carbono que se utiliza como abrasivo.

El monóxido de silicio, SiO, se usa para proteger materiales, recubriéndolos de forma que la superficie exterior se oxida al dióxido SiO2. Estas capas se aplican también a los filtros de interferencias.


Punto 3: Silicio orgánico. Medicina

el silicio como mineral puede presentarse en forma cristalizada, similar al cuarzo, o como sílice, que puede ser amorfo. Su composición, de un átomo de silício y dos de oxígeno, se altera por efecto de bacterias, agua o lluvia, para convertirse en hidratado. Como mineral no resulta asimilable, o en muy pequeña medida, por el organismo humano, tan sólo se asimila un poco de los alimentos.

Está probado que el organismo nace con un stock de silício orgánico, más o menosimportante según las partes del cuerpo, que disminuye con la edad ("A los 50 años se ha perdido alrededor de un 50%") pues el hombre no es capaz de transformar el mineral en silício orgánico, a diferencia de otros organismos como microorganismos y bacterias que por un proceso desconocido de química orgánica arrancan al silício una molécula de hidrógeno y la reemplazan por otra de carbono, con lo que el silício pasa a ser fácilmente asimilable.

Ante la cuestión de si es posible recargar el organismo con silício orgánico, explica Le Ribault: No sabíamos cómo hacerlo.
Geólogo de formación y especialista en estudios sobre granos de arena al microscopio electrónico, mi primera aplicación médica, no deliberada, fue en 1972.
Tenía entonces soriasis en ambas manos. Preparaba una solución a base de granos de arena, y en unos días por el contacto con el silício orgánico desapareció la soriasis, calificada de incurable, de mi mano derecha; después empapé la mano izquierda en la misma solución, y a los pocos días la otra mano estaba libre de soriasis. Hice lo mismo con otras personas que tenían problemas de soriasis y de herpes de piel, y la situación mejoró o curó.
Observé que quienes utilizaron esa mezcla también padecían menos o nada de losproblemas articulares que tenían.

Por otra parte, el químico e ingeniero francés Norbert Duffaut sintetiza en 1957 la primera molécula de silício orgánico, que en años posteriores gran número de médicos suministraron a millares de enfermos con resultados espectaculares, sobre todo cardiovasculares. En palabras de Le Ribault tras encontrarse fortuitamente en 198 con Duffaut, trabajan juntos los 11 años siguientes en perfeccionar y mejorar la molécula de silício orgánico con cada vez más enfermos, una vez resuelto el problema de la absorción del silício, puesto que: "Sólo la molécula orgánica del silício es absorbible por el ser humano".


Silício orgánico OS5

En 1993 Duffaut muere y Le Ribault prosigue sus investigaciones hasta llegar en 1994 al OS5 o silício orgánico de 5ª generación: "Con silício orgánico completamente asimilable por el organismo, más puro y eficaz tras llegar a saber el porcentaje de silício necesario para una mayor eficacia sin añadir más productos a la mezcla", utilizado por un millón de personas aproximadamente, sobre cuyo margen de seguridad afirma que es no tóxico en absoluto("Como agua mineral"), y del que, después de realizadas las pruebas oficiales de eficacia, Le Ribault asegura: "Recarga al cuerpo de silício orgánico, que reestructura las fibras de colágeno y elastina, tiene acción antiinflamatoria y antidolor, y refuerza las defensas inmunitarias del organismo, al que proporciona fuerza frente a las agresiones".

El silício orgánico OS5 –"Cuanto más puro, más eficaz es", recalca-, puede utilizarse de dos maneras, en forma líquida bebida o aplicada en compresas o vaporizando el producto sobre la piel, y en forma de gel aplicado directamente sobre las zonas dolorosas o lesionadas.

Según Le Ribault los resultados más espectaculares y rápidos del silício orgánico, bebido y también en uso tópico para complementarlo, se logran en problemas articulares, reumatismo y artrosis ("El dolor desaparece o se atenúa mucho en media hora o una hora. Después el tratamiento debe continuarse"), hipertensión arterial e hipotensión, cicatrización de heridas
("Muchos cirujanos utilizan silício orgánico para acelerar la cicatrización"),hepatitis vírica ("Puede mejorar en 15 días la fórmula sanguínea"), cirrosishepática ("Se retoma la normalidad en el hígado") y leucemia."Porque no es un medicamento", precisa, "es difícil que actúe sobre una patología enparticular, sino que el silício orgánico reestructura el organismo y le da mucha energía y fuerza para actuar, en una recuperación paulatina que se nota por lo general en unos pocos días".

Posible reequilibrador celular

A la pregunta de por qué funciona, Le Ribault responde: "No lo sé". Considera que una célula con buena salud tiene bien alineados sus polos negativo y positivo, que emigran y pierden su equilibrio al ser dañada la célula: "OS5 es una molécula extremadamente inestable, sus cargas positivas y negativas no paran de girar. Al beberlo o aplicarlo en una zona lesionada, se siente una impresión de frío/calor, un hormigueo o picor eléctrico. Al beberlo incluso se siente cómo se dirige a las zonas afectadas. Mi hipótesis es que el silício orgánico OS5 intercambia sus cargas eléctricas con la célula y hace que sus polos se reequilibren. Aunque es sólo una hipótesis, no hay otra de momento".

En el coloquio posterior a su exposición Le Ribault asegura que en cáncer de mama yginecológico el silício orgánico tiene resultados positivos y un considerable porcentaje de éxitos ("El problema es que me confían personas en fase terminal"), muy buenos resultados en circulación de retorno, esclerosis múltiple en placas ("Muy rápidamente desde el punto de vista de la movilidad, la fuerza de la voz y el estado general") y afecciones degenerativas como Alzheimer y el síndrome de las vacas locas, y que es muy interesante en fibromialgia yherpes: "Tomado y en uso tópico".
Además de excelente para uso veterinario ("Se administra, a demanda de muchosveterinarios, en tendinitis de caballos, a vacas, corderos, perros, gatos, cabras, bueyes ypeces"), preguntado si dosis altas de silício orgánico pueden tener efectos adversos, Le Ribault responde rotundo: "No, en 25 años y en un millón de personas". Y a la pregunta de cómo se eliminaría un posible exceso de silício orgánico: "Hay muchos experimentos que demuestran que se elimina muy fácilmente por la orina".

Indica que en febrero de 1986, para presentar a los periodistas los resultados de años de trabajo, él y Duffaut convocaron en París una conferencia de prensa a la que no asistió ningún periodista y sí representantes de todos los laboratorios de cosmética: "Se verifica en los productos de cosmética, y puedo certificarlo, que todos los productos antienvejecimiento contienen silício orgánico, lo declaren o no". Para terminar se compromete a elaborar una crema antiarrugas a base únicamente de silício orgánico, mucho más barata que todos los productos cosméticos que hay en la actualidad en el mercado.

UNA MÍNIMA INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA

De acuerdo con el Informe Técnico (1), el silício, oligoelemento esencial para la salud del ser humano, se encuentra en todos los organismos vivos, interviene en numerosas reacciones metabólicas y es indispensable en la construcción normal de los tejidos.

Acerca del mecanismo de acción del silício orgánico sobre el organismo, en el InformeTécnico puede leerse: "No se explica únicamente por su aporte de silício orgánico altamente asimilable y su acción en la síntesis de colágeno y elastina o su papel estructural en los glicosaminglicanos, sino que además interviene su alto poder reactivo, vibratorio, su papel regulador del potencial eléctrico a nivel de la membrana celular y su capacidad de transmisión de la comunicación intercelular, ..., es un fortalecedor de las defensas naturales del organismo, lo que explicaría los resultados obtenidos en el tratamiento de las afeccionesmás variadas".

Según Sara Muñoz, para quien la dieta actual no aporta la cantidad de silício necesario para el buen funcionamiento de nuestro organismo, son alimentos ricos en silício, por lo que recomienda su inclusión en la dieta diaria, avena, mijo, cebada y arroz integrales, patatas, remolacha, alfalfa, soja y vegetales verdes: "Otra fuente tradicional de silício era el agua pero el uso de sales de aluminio en los procesos de potabilización en las grandes ciudades elimina las ya de por sí pequeñas cantidades que en condiciones normales contendría".

Sara Muñoz enumera los padecimientos que la carencia de silício puede generar:
patologías coronarias, alteraciones osteoarticulares y del tejido de sostén, disminución de las defensas, problemas broncopulmonares, retraso del crecimiento, huesos frágiles, piel deshidratada, acné, tendencia a abscesos y fístulas, amigdalitis, deficiencia intelectual, conjuntivitis, caries dentales, fragilidad y caída del cabello, uñas frágiles y opacas, tendinitis, fibrosis y flacidezarticular. Por último: "Tanto en la tuberculosis como en el cáncer se ha confirmado la falta de este mineral".

Sara Muñoz señala que el silício fue reconocido en 1972 como oligoelemento esencial, lo que significa que es: "Elemento mineral que a pesar de precisarse en muy pequeña cantidad en el cuerpo, es indispensable para la salud y la vida

El científico Jean Calcagni no dudó por ello en resaltar en 1984 la importancia de este mineral para los procesos metabólicos y para la vida celular en los animales superiores". Una importancia de la que ya en 1910 hablaría el propio Louis Pasteur.

A. Mary, por su parte, resaltaría que "el silicio puede activar notablemente la fagocitosis, contribuir a la mineralización del suero sanguíneo y de los órganos debilitados, y regenerar las células al excitar la ósmosis. Su acción, sea preventiva sea curativa, se deduce naturalmente de sus propiedades físico-químicas, de su constancia y de su rol osmótico en la célula organizada". La experiencia posterior demostraría el carácter polivalente de la Silicoterapia y de lo atinado de esas previsiones ya que, en efecto, el silicio orgánico se muestra altamente eficaz en la prevención y tratamiento de un buen número de patologías.

CONOCIDO DESDE LA ANTIGÜEDAD

A pesar de que ya los egipcios conocían la utilidad terapéutica del silicio, la Silicoterapia no se desarrollaría hasta mediados del siglo XX. El motivo ha de buscarse en el hecho de que los alcances terapéuticos de este mineral dependen de cuál sea su forma molecular. Y lo explicamos. Históricamente, terapeutas, herboristas y científicos se habían topado con un obstáculo difícil de vencer: obtener una molécula de silicio orgánico, única forma en la que el mineral puede ser absorbido por el ser humano y alcanzar toda su eficacia terapéutica. Un problema que se resolvería en 1957 gracias al trabajo del químico e ingeniero Norbert Duffaut -primer catedrático de Química Orgánica y Organometálica de la Universidad de Burdeos (Francia)- quien logró sintetizar una molécula de silicio orgánico que fue luego perfeccionada sucesivamente y continuaría siendo mejorada aún más al comenzar la colaboración con el geólogo Loïc Le Ribault, a quien puede considerarse creador de la Silicoterapia. Y es que con el tiempo ambos probarían el tratamiento con silicio orgánico ¡en más de 50.000 pacientes con afecciones diversas!. Siendo en 1999 cuando Le Ribault -Duffaut ya había fallecido- publicaría los resultados.
Pues bien, según estos puede afirmarse que el silicio orgánico:

-Es terapéuticamente eficaz.
-No es tóxico y es hipoalergénico.
-Carece de efectos secundarios nocivos y contraindicaciones.
-Puede ser usado incluso por bebés y mujeres embarazadas.
-Es completamente asimilable por el organismo humano.
-Fortalece las defensas y el sistema inmune.
-Actúa en la totalidad del organismo reequilibrando las deficiencias.
-Contribuye a la remineralización y restitución del capital óseo y cartilaginoso.
-Reestructura las fibras de elastina y de colágeno.
-Disminuye los niveles de colesterol.
-Actúa eficazmente sobre la hipertensión.
-Es un potente antiinflamatorio y analgésico.
-Acelera la cicatrización.

En suma, es evidente que son muchos y muy diversos los beneficios que este mineral -eso sí, en su forma orgánica- puede aportar a nuestro organismo y de ahí la importancia de ingerir suficiente cantidad a través de la alimentación. El único inconveniente es que esos niveles pueden variar por diversas causas. Por ejemplo, en función del sexo ya que se ha comprobado que existe un 35% mn de silicio en el tejido muscular de la mujer que en el del hombre. Pero también según la edad ya que se ha observado un descenso general de los niveles de silicio en el cuerpo a medida que se envejece.

Asimismo, en los enfermos de tuberculosis y cáncer se ha constatado un descenso significativo de la tasa de silicio en el tejido conjuntivo. Es más, en la aterosclerosis la aorta y las arterias afectadas por placas presentan de 14 a 20 veces menos silicio que las arterias normales. Un dato trascendente porque el silicio confiere flexibilidad a las arterias. Cabe añadir que también en distintas patologías óseas se ha observado que al comienzo de los procesos de desmineralización decae de manera notable la tasa de silicio.


PROTECTOR CARDIOVASCULAR

Leonardo Da Vinci decía que "la edad del hombre depende de la edad de sus arterias". Hoy se podría añadir "y de la cantidad de silicio que éstas contengan". Y decimos esto porque en la actualidad se sabe que este mineral protege las arterias de varias formas (no en vano la aorta es la parte del cuerpo donde se concentran las mayores cantidades de silicio). Por ejemplo, confiere integridad al tejido elástico de la arteria, determina la elasticidad de la misma, la impermeabiliza frente a los lípidos y los depósitos de calcio, y mantiene la integridad enzimática que protege al tejido arterial de los cúmulos de grasas. Por tanto, es obvio que este mineral es un buen protector vascular que conserva la estructura y metabolismo de las paredes arteriales.

Pero, además, el silicio disminuye los niveles colesterol y combate la hipertensión. De hecho, ya en los años sesenta Duffaut y el cardiólogo Roland Rager obtuvieron éxitos notables en el empleo del silicio orgánico en cardiología para tratar casos de angina de pecho, infarto de miocardio y arteritis de los miembros inferiores.
De sus estudios se obtuvieron datos muy importantes para comprender la patología arterial ya que según los mismos:

-El deterioro de las fibras elásticas de las arterias está determinado en buena medida por la pérdida de silicio.
-Las arterias de los niños presentan 4 veces más silicio que las de personas de edad avanzada.
-El proceso de formación de las placas de colesterol corre paralelo con la pérdida de silicio.
-La pérdida de silicio hace que las fibras elásticas se deterioren y se fragmenten favoreciendo su permeabilidad a los lípidos. Empobrecimiento que antecede a los depósitos de grasas y de calcio en las paredes arteriales.
-A mayor pérdida de silicio más profunda es la calcificación de la placa de colesterol.
-Una arteria con ateromas tiene de 10 a 20 veces menos silicio que una arteria normal.Además el silicio orgánico actúa también sobre los problemas de circulación venosa -como las varices y las hemorroides- ya que mejora el tono de las paredes venosas y combate el edema y la inflamación por lo cual permite mejorar molestias como las piernas pesadas. En definitiva, el silicio orgánico constituye un medio eficaz y sencillo de prevención y de tratamiento del deterioro de las arterias y un buen protector de la función cardiovascular.


SILICIO Y ENFERMEDADES REUMÁTICAS

Pero si ya es importante su papel de protector cardiovascular lo cierto es que donde el silicio orgánico ha mostrado más claramente sus efectos terapéuticos es en el tratamiento de enfermedades reumáticas. En estas dolencias el silicio logra disminuir el dolor y la inflamación y provocar una gradual regeneración del cartílago de las articulaciones afectadas. Asimismo, da muy buenos resultados en el alivio de las dificultades de movilidad asociadas a estas afecciones. Por tanto, el silicio es analgésico y antiinflamatorio pero además aporta la ventaja de ser natural y de no provocar ningún efecto secundario.

Por otro lado, conviene explicar que el silicio es parte importante de las estructuras que componen el tejido conjuntivo como son el colágeno, la elastina, los proteoglicanos y las glucoproteínas estructurantes. Por sus características, este mineral determina la integridad del tejido conjuntivo actuando en varios niveles. Por ejemplo, el silicio actúa como cimentador de los tejidos por su ubicuidad (está contenido en todos ellos), resistencia y por los enlaces estructurantes que es capaz de crear. Además asegura la mineralización de los tejidos y determina la formación y estructuración de huesos, tendones, ligamentos y cartílagos.

De esta forma, un aporte adecuado de silicio orgánico asegura una buena salud osteoarticular, fortalece las articulaciones y previene su degeneración además de fortalecer y flexibilizar los huesos disminuyendo su porosidad e incrementando la fijación de los minerales en los huesos.

Por otro lado, la omnipresencia del silicio en el tejido conjuntivo le confiere un papel defensivo. Se ha observado que el silicio ayuda a excretar ácido úrico y urea, y actúa como barrera contra procesos degenerativos de los tejidos; por ejemplo, de la piel (verrugas), de las arterias (formación de placas), etc.

Otros autores han demostrado que el silicio mejora la fagocitosis, la producción de linfocitos y las reacciones alérgicas.

En resumen, el silicio puede aportar numerosos beneficios a nuestra salud. Por eso es fundamental controlar su ingesta, procurarnos alimentos ricos en ese mineral o consultar a un especialista para que nos asesore sobre algún complemento dietético adecuado a nuestras necesidades.


ALZHEIMER

El laboratorio de Toxicología y Salud Medioambiental de la Facultad de Medicina de la Universidad Rovira i Virgili (Tarragona) ha dado un pequeño pero importante paso en la lucha contra el Alzheimer ya que después de cuatro años de trabajo con ratas en el laboratorio sus investigadores han demostrado que la administración de un suplemento de silicio en la alimentación tiene efectos preventivos sobre la acumulación de aluminio en el cerebro y otros tejidos. Y decimos que el hallazgo es importante porque numerosas investigaciones indican que la presencia del aluminio -que se acumula en los tejidos nerviosos- es uno de los factores desencadenantes de dicha patología por lo que podría administrarse de forma preventiva a los grupos de riesgo cuando éstos -gracias a los avances científicos- puedan ser identificados.