Si amanece y ves que estoy durmiendo... despiértame.

Eres un ganador, no porque no hayas perdido nunca sino porque nunca das nada por perdido. Regalo de Cherokee

domingo, 12 de enero de 2014

Numero tres

¿El tres es mágico o su significado proviene íntegramente de la geometría? ¿De la forma y el cuerpo?

Los puntos que van creando rayas y que se van transformando en organismos cerrados a partir de los tres.

Es así como el tres que se hace triángulo permanece siempre grabado en el cerebro humano a partir del cual crea símbolos y acciones.

Toda la simbología, mitologías, religiones, ciencias, paraciencias se van erigiendo desde el tres.

Las triadas son en las religiones una asociación del mismo culto: en el cristianismo: Padre, Hijo y Espíritu Santo; las egipcias fueron: Isis, Osiris y Horus; la de los hindúes: Brahma, Visnú y Siva; entre los godos: Wotam. Freya y Thor; entre los escandinavos: Odín, Vile y Ve; en los aztecas: Huitzilopoxtli, Tlaloc y Texcaltipoca; según la mitología greco-romana, el mundo estaba regido por sus tres dioses: Júpiter, Neptuno y Plutón.

En la filosofía de Platón se consideraba la imagen del ser supremo en sus tres personalidades: la material, la espiritual y la intelectual. Y Aristóteles llego al convencimiento de que el tres contiene en sí, el principio, el medio y el fin, lo que nos indica que es el signo de la perfecta armonía.

En la mitología griega y romana, al número tres se le reconocía como el principal atributo de los sucesos legendarios; se señala, por ejemplo, que el Rayo de Jove era tridente, que el astro rey, tenía tres nombres: Sol, Apolo y Liber, que al planeta nocturno se le designaba de tres maneras: Luna, Diana y Hécate; también habían tres Furias y se conocían tres Parcas, que influían en el ánimo de los hombres.

Tres eran los hados, tres las gracias y tres las arpías. Las musas eran tres veces tres. Y tres las moiras o parcas. Eran tres los misteriosos escandinavos cuyos tronos se hallaban en el arco iris.

Los druidas, consideraban al número tres como de gran influencia dentro de sus prácticas sagradas y, más tarde los mitras, suponían que el empíreo se sostenía por medio de tres inteligencias. Y hubo tres cultos a los misterios (mitras): entre los vedas, los persas (actual Irán) y otra romana.
Los pilares de la conciencia, de la fuerza y de la forma ordenan las séfiras en el árbol de la vida de la Cábala (o Kabalá) judía; otra lectura encuentra los de la misericordia, del rigor y, entre ambas, la del amor o la gracia

Las ciencias comprenden tres factores esenciales: los principios, los elementos y los resultados. Los matemáticos han subdividido dicha enseñanza en: aritmética, algebra y mecánica. Hay tres clases de números: enteros, quebrados y mixtos

En lo que se refiere a la matemática, en sus combinaciones y resultados numéricos, para establecer la perfección en los cálculos y operaciones respecto a este signo, se demuestra por medio de las siguientes multiplicaciones: tres por tres es igual a nueve; nueve por tres es igual a veintisiete; veintisiete por tres igual a ochenta y uno y, sumando, ocho y uno, es igual a nueve —número que divido por tres, es igual a tres, o sea la cantidad inicial y base de la operación, y así sucesivamente.

En geometría, los cuerpos se distinguen por su forma, densidad y color. La descomposición de la luz a través del prisma, presenta tres colores primarios: el amarillo, el azul, y el rojo. La extensión se mide por medio del punto, la línea y la superficie. A las figuras por su forma, la definimos como triangulares, cuadrangulares y circulares. Un cuerpo es todo aquello que ocupan un lugar en el espacio, y se clasifican como geométricos, amorfos e indefinidos.

La mecánica en sus operaciones matemáticas demuestra que la forma de la materia se conoce por medio del producto de la masa multiplicado por el espacio y dividido por el tiempo. Existen tres clases de palancas: la de primero, segundo y tercer género, cada una debe reunir tres condiciones para su aplicación: punto de apoyo, la potencia y la resistencia. Y tres son los puntos de apoyo indispensables para mantener el equilibro

La física determina tres estados naturales de los cuerpos: sólido, líquido y gaseoso. Existen tres clases de esencias aéreas en la atmósfera: el vapor, el gas y el éter. Se considera —aunque ya es metafísica— al elemento Agua como Aire condensado, razón por la que sus componentes constan de tres partes: dos de hidrogeno y una de oxígeno.

A su vez el Aire está formado por otros tres elementos: el oxígeno, el hidrogeno y el azoe. La fecundidad de la Tierra se manifiesta por medio del Agua, del Aire y del calor.

Los naturistas han dividido a todos los seres y objetos que existen sobre la Tierra en tres reinos: el Animal, el Vegetal y el Mineral.

Al tiempo se le conoce como base de medida al presente, al pasado y al futuro. El hombre se encuentra dotado de memoria, entendimiento y voluntad; además posee —metafísica y esotéricamente— tres factores esenciales de vida: el cuerpo, el alma y el espíritu. A su vez el cuerpo se divide en tres partes: cabeza, tronco y extremidades.

Fuente: Curiosidades de número tres. Gisela Ortega

Y así se podría seguir mencionando casi todo.